miércoles, 26 de diciembre de 2007

"La Guay" ya esta en casa, tema Pepino cerrado

Pues si ya esta entra nosotros. "La Guay". No se porque tengo la absurda costumbre de poner nombre a objetos inanimados. He tenido coches llamados Mazinger, Fanzy o Mu por poner un ejemplo, barcos con nombres de tortuga e incluso alguna parte de mi cuerpo (que no esta inanimada os lo aseguro) tiene nombre propio, aunque eso es otra historia.

Despues de "La Gordi", "La Flaca" o también conocida como "Embrunica", llega a la familia biciclistica, "La Guay". La nueva P2C (parece prima de C3Po de star wars) ya duerme en casa. Parece que no extraña. Duerme a los pies de mi cama. Es que tenemos a mis niños en casa y en su habitación, ya esta colgada del techo como una salamanquesa, "Embrunica". "La Guay" colgará también del techo pero más en modo sabanero (por dos puntos), que jamonero (solo por uno de sus extremos). Pero será cuando ellos se vayan. Asi que esta arriba, a los pies de mi cama, como veis en la foto. Es casi lo último que veo al cerrar los ojos (a veces es una cabeza de Schnauzer mediano que trata de lamerme la cara) y también es lo primero. Puede pareceros algo extraño, exagerado, pero me lo toleran.



"La Guay" la verdad es que es guay, superguay diría yo. Parece un poco pija, pero es que es muy fina y estilizada. Hoy la he estrenado, la he montado. Bueno ha sido una experiencia muy interesante. Con luces y sombras. Las luces son:

1) que he acertado casi con los ajustes de medidas, faltan pocos retoques

2) que creo que me adaptaré relativamente rápido a lo agresivo de la posición, aunque me tocará un trabajo específico de fortalecimiento de la musculatura vertebro-cervical y lumbar

3) que he encontrado una posición muy cómoda de ascenso, apoyando las manos en los reposabrazos

4) que rueda fina, fina, fina, desliza, se mete solita en las curvas, es silenciosa y muy rápida

5) que quedo bien sobre ella, según mis acompañantes de viaje, lo que es sumamente importante cuando la limitación física del indio es tan patente a la hora de sacar rendimiento a tan sofisticada maquina, tan "Guay".

No son detalles muy técnicos, pero es que la experiencia ha sido breve. Un somero contacto. Apenas una hora de pedaleo. Breve por que nos han tenido que "superescatar" a la "Superguay" y a mi. Hemos pinchado, un llantazo en la rueda trasera. En mi emocionada precipitación por estrenar a "La Guay" olvidé proveerme de cámaras de superpitorros de esos, para las ruedas de perfil o de en su defecto, adaptadores para las cámaras de pitorro normal. Se que tengo que entrar en el sofisticado mundo de "La Guay" y sus respuestos chic, botellines de CO2, pitorros largos, etc, pero esperaba hacerlo un poco más adelante. Total, que con el "rabo entre las piernas", la moral tocada y "La Guay" descansando tranquilamente en el maletero del coche, he regresado a casa entre los jocosos comentarios de los niños acerca del superescate y lo superguay que es "La Guay".

Pero ya esta en casa, y parece que no extraña. A partir de ahora, como con las mujeres, comienza el proceso para seducirla, embelesarla, domarla, enamorarla, hacerla feliz abriéndose paso en el viento. Bienvenida, "Guay".

3 comentarios:

Ramón Doval dijo...

¡Qué guay la guay!
Que la disfrutes y nos dejes ganar alguna vez.

VACAS dijo...

Menudo pepino que te has pillado, este año en Lanzarote te sales, veo que somos unos cuantos los que cambiamos de bici y dejamos nuestras orbeas y nos pasamos al carbono.
Saludos.
Francisco Javier Vacas.

Serfinisher dijo...

Vamos Ramón, que cosas tienes, Dejarme ganar¡¡¡ No hace falta, es tan fácil que para ganarme no tengo que hacer nada...

Fran la orbea sigue dada de alta, para entrenos con puertos, para otras batallas más alla de LZ en la temporada. De momento me la llevo a Pozo Izquierdo. Calla que me tienen acongojado los de LZ, que me inscribí el 25 de Diciembre fun fun fun y todavía no aparezco inscrito con 1202 ya apuntados.. Espero que quede solo en susto, pero estoy gafado con las inscripciones....