jueves, 9 de octubre de 2008

Que difícil es volver...


...sobre todo cuando no tienes consciencia de haberte marchado.
A veces, la sucesión imparable de eventos que suponen tu vida, funciona como una cinta transportadora que se desplaza lentamente. Infinitesimalmente. Derivas lento, como un continente.Tan lento, que no aprecias el movimiento al alzar la mirada para ubicarte temporalmente. Tan lento, que no aprecias los síntomas del movimiento como la brizna de aire en la cara, los cada vez más bajos destellos de la luz del sol en su zenit o el brevisimo y turbador escalofrío que la noche, ya fresca, ya temprana, nos trae. Y así resulta que millones de infinitesimales desplazamientos, integrados, te han llevado muy lejos. Ese mover tan pausado e imperceptible no solo te aleja, también te empequeñece. Convertidos en seres efímeros, lejanos y pequeños sin prácticamente darnos cuenta, sientes y vives infinitesimalmente. Casi sientes, casi vives o casi no sientes, casi no vives. Puede ser que la vida sea como el curso de un río, pero aún no me corresponde transitar las aguas calmas de su final, antes de fundirse con el mar. Aún he de desbravar sus aguas saltando estrechos pasos, acelerar su curso y liberar el lastre de los cantos rodados más pesados. Solo necesitas que te precipiten, desnivelen y empujen para bajar tronando entre montañas.
Regreso, vivo y acelerado.

4 comentarios:

antonio dieguez dijo...

Gran noticia volver a saber de ti....
Un abrazo.

tonicendon dijo...

Juan Diego después de ese Titán que hiciste ya estarás motivado para todo lo que venga a partir de ahora y disfrutarlo cada vez con más ganas y energía renovada.

Anónimo dijo...

... para volver tienes que haberte marchado, si te marchaste fue un tiempo que no estuviste, y si no hubieras estado yo me habría dado cuenta. No vuelves, sigues aquí aunque a veces muchos no lo sepan, más que nada porque hay momentos en los que no te dejas notar, pero estás.

tu amigo Ramón.

Serfinisher dijo...

Gracias por vuestra bienvenida, compañeros..., que no haya de regresar (o dejar de notar) en mucho tiempo. Eso querra decir, que siento...