jueves, 10 de junio de 2010

El antes y el después


Ironman de Lanzarote 2010. El día previo.

El día de hoy es un día tenso. Muchos aún viajan hacia la isla. Se produce la transformación definitiva de la Avenida de las Playas en Puerto del Carmen, y por fin aparece aun sin rematar, la ansiada meta que buscaremos todos los aspirantes a finisher. Por fin, con la entrega de tus cosas que quedarán esperándote a mañana, cierras el compromiso con el Ironman. Mañana partirás.

Mientras eso llega, disfrutamos en el día de uno de los atractivos del triatlon y en especial, del Ironman. Compartir con los mejores, competir a su lado, relacionarte con ellos, es casi exclusivo de este deporte. En rueda de prensa, los favoritos, nos han expresado sus intenciones, expectativas y objetivos ante la prueba de mañana.
Nos hemos acercado y charlado con ellos, con los grandes favoritos, Eneko Llanos y Bella Bayliss, que esperan repetir, si el actual campeón Bert Jammaer no lo impide, victoria en Puerto del Carmen. Tarde en boxes, saludando gente, deseando suerte, deleitándonos del ambiente, disipando nervios, empapándonos de una cita única para la que esperamos todo un año. Este es un lugar mágico, donde alcanza la mirada solo se ven pacientes bicicletas aguardando a sus jinetes durante toda la noche. Miles de euros estibados a la espera de recorrer al día siguiente casi por completo la isla de viento y campos de lava. Un paseo lento y detenido, te permite apreciar las ultimas novedades, las innovaciones; solo la configuración de cada bicicleta, te dice cual son las intenciones de cada uno de sus dueños.

Con los últimos rayos de sol nos retiramos para intentar descansar, dormir y estar listos para el largo, largo día que nos espera..

Mientras, cientos de personas siguen trabajando para que eso sea posible. Despertar y mantener vivo el monstruo del Ironman, es una tarea inmensa.
Ironman de Lanzarote 2010. El día después

El Ironman es un ejercicio absoluto de paciencia. Y de ritmo. Sin dominar el arte de saber esperar, aguardar, mantener, sostener, perseverar, soportar y establecer durante mucho, mucho tiempo un ritmo, no es posible. Es cosa de tempo… sostenido. El ritmo variará con la calidad de cada participante, pero ha de primar el ritmo, sobre cualquier otro factor en carrera.
Paciente y pautado por tu ritmo, “solo” queda esperar y seguir y seguir. Así vencerás los fantasmas que pueblan aguas, carreteras y caminos, fantasmas que te conminan a detenerte, te invitan a dejar de sufrir, te ayudan a pararte y a acabar con el dolor alejándote de la meta. Tus fantasmas. Sabes que los fantasmas no existen y determinado a seguir tu ritmo, los disipas una y otra vez, sin dejar que se fortalezcan, que se alimenten de tu determinación.

Sin determinación tampoco es posible el Ironman. Sea lo que fuere lo que te mueve, debe existir un motor, un motivo, una razón.

Ni sin atención, mucha atención para solventar cada incidencia del camino, es posible el Ironman. La atención te encapsula en una burbuja de protección que absorbe los impactos, físicos y emocionales, que surgen durante todo ese tiempo que, paciente, atento y determinado mantienes tu ritmo, hasta cruzar el arco de meta.



El día después del Ironman de Lanzarote esta lleno de grandes momentos; los afortunados con ritmo suficiente para cambiar de océano, confirman su clasificación para el Ironman de Hawaii en un acto especial.

Por la tarde, la tribu se reune en la cena-ceremonia de entrega de premios, cargada de empatía, emociones y mucha satisfacción personal y grupal. La familia del Ironman de Lanzarote, estamos reunidos a la mesa, recordando, compartiendo, agradeciendo y emplazándonos para la próxima edición.

El fin de fiesta consiste en la visualización del vídeo de la prueba en el patio del Club La Santa, donde cada año consiguen emocionarnos y hacer votos de volver de nuevo. Y entonces el Ironman de Lanzarote, vuelve a empezar.

3 comentarios:

Xavi Garcia dijo...

....definitivamente...sólo de leer me entran ganas de vivir esta experiencia...quién sabe quizás algún día?

Un abrazo desde Hong Kong!

¨XTB¨Xavi.

Dani dijo...

¿Estás ya apuntado para el año que viene?

Serfi dijo...

Claro Xavi algún día, Lanzarote es una de esas Mecas del triatlon que ha de visitar todo triatleta algna vez en su vida.

Aún no Dani, todavía no me he inscrito, veremos si mi economia se recupera a tiempo de llegar..